Seguidores

sábado, 17 de abril de 2010

la envidia, los celos...

Envidia, de acuerdo a las definiciones de la Real Academia Española la envidia es la tristeza o pesar del bien ajeno y la emulación, deseo de algo que no se posee. la envidia es la madre del resentimiento, un sentimiento que no busca que a uno le vaya mejor sino que al otro le vaya peor.

Tras 18 años, he podido observar que el mundo se mueve por y para superar al que tienes al lado. ¿por qué somos tan hipócritas? Despreciamos el bien ajeno! sí sí, como lo oís, odiamos sentirnos inferiores... Y personas que creías que te querían o te apreciaban, o simplemente dejemoslo en "le caías bien" se alegran o al menos un poco, de tus pequeños errores o males.


Las mujeres, hemos de reconocer, que en ese aspecto somos lo peor, que si mi vestido de Gucci es mejor, que si ¡¡mira que pelo lleva esa!!, que si no se ha visto en un espejo cuando salía de casa, que si no nos llegan ni a la suela de los zapatos de
manolo blahnik. Y así sucesivamente...

Es algo rídiculo, pero... ¿lograremos cambiar?¿miraremos más allá de las apariencias? somos uno hipócritas! y sí, nos volvemos locos por las marcas, mientras millones de personas mueren de hambre cada día, sí, vuelvo a repetir: ya no las mujeres solas, sino el mundo en general... ¡¡ SOMOS LO PEOR !!

http://www.youtube.com/watch?v=Ot6PC0ynL48

miércoles, 14 de abril de 2010

impulsiva, ¡qué gran error!

¿quién no ha dicho alguna vez algo que duela a un ser querido? hoy me gustaría dedicar mi publicación, aquellos bocazas, aquellos que hablan sin pensar, aquellos que tienen un pronto malo, porque he de reconocer que yo, son una de ellos. Reaccionamos mal, hacemos daño a aquellos que nos quieren, incluso pensamos en un momento determinado que seguimos llevando la razón, y está tan tan lejos. En fin, hoy he hecho daño a la persona que más me quiere, y más quiero en este mundo, y sólo puedo decir, lo siento! siento ser tan cabezota, tan loca, tan pesimista, tan extremista, siento si no te dije que te quiero, siento si no te dije lo que pienso. Y es que, lo llevo en tus genes, tú en cierta manera has hecho que sea así. (jajajaja qué morro tengo!).

La cuestión es que podiamos resumirlo en la famosa frase: "muchos lobos caperucita" porque al final, esos que nos hacemos tan duros, seguimos siendo tan cursis, ñoños, como el resto de la humanidad.

el tiempo es tan raro, y nosotros hacemos las cosas cada vez más díficiles, ¿eso nos gusta? no lo penséis ni por un minuto, ¡Claro que sí!

sábado, 3 de abril de 2010

l'amour est tán difficile


El amor es tan difícil, y a la vez tan necesario. Ya sea el amor de tu familia, de tus amigos, o el de tu pareja. Por supuesto ahí unos que siempre están ahí, y otros, que pueden llegar a ser tan efímeros que ni nos duele perderlos, o de alguien que apenas conocías y lo prefieres por encima de todos.
Hoy en día creo que puedo hablar de un amor, un amor, a priori lleno de emociones y de ganas de vivirlo y sentirlo todo con la otra persona. ¿Quién no se ha sentido así alguna vez? ¿Quién no ha rechazado a alguien en un primer momento y después fue capaz de morir por él? Desde luego que yo sí, podemos llegar a ser tan imbéciles creyendo que hacemos lo correcto...
Todo empieza con un no sé no sé, y al final acabas enganchado hasta las trancas, esto me hace llegar a una conclusión, y pensad,
¿vivimos para tener amor?¿ o este ni siquiera existe? He llegado ha pensar pese a mi edad temprana, que el amor, no existe, que alguien no puede amar a otro y ser recíproco. Siempre existe ese impedimento, que si "no quiero nada serio contigo" que si "me encantas pero al día siguiente te agobias"que si "he conocido a otra". En el último caso, siempre intentamos sacar defectos a "la otra", y cuando te das cuenta de la realidad, ves lo imbécil que ha sido en dejarte escapar(siendo un poco vulgar diré: ¡tonto, capullo!). He de reconocer que en este tipo de temas puedo llegar a ser demasiado por no decir extremadamente feminista, y es que... los hombres nos hacen sufrir y nosotras como tontas, pese a decir una otra vez de nuestra valiosa dignidad, volvemos a ellos como moscas, he de reconocer que todavía no se me ha dado el caso, pero no podemos decir que nunca lo haremos. Somos tan caprichosas, tan osadas, y encima, buscamos a esos hombres tan complejos, y sí, tal vez sea inmadurez, buscamos a esos hombres llenos de valentía, de seguridad en sí mismos, que rebosan de belleza, son canallas, y eso, nos gusta. Somos complicadas, y he llegado a pensar que nunca encontraré a esa media naranja, porque simplemente no existe, pero cuando menos te lo esperas ¡PUM! y aparece él. Supongo que para muchos les puede resultar una idiotez, pero tarde o temprano demostramos que necesitamos esa parte en nuestra vida, necesitamos cariño, amor, sea de quién sea, pero es algo que nos hace reír, mirar la vida desde otro punto de vista, sacar esa sonrisilla al despertarte pensando en la otra persona. Sin duda alguna, yo puedo decir hoy día, que creo en el amor, en todo tipo de amor, porque los errores con ciertas personas que idealizábamos nos sirvieron para aprender, que por mucho daño que nos hayan hecho, debemos dejarles ir, ya que aunque lo creamos no son nuestro amor verdadero. Y siempre nos queda pensar, que donde hubo fuego, quedan cenizas, o como dice mi gran Calderón de la Barca "Cuando el amor no es locura, no es amor".